http://lifescienceslab.com/

Tendencias de investigación, diagnóstico y control de laboratorio

 
 
 
 
Pagina principal › Noticias › Investigación

Gebro Pharma y la biotecnológica Goodgut se unen en un estudio para avanzar en el tratamiento de la enfermedad de Crohn

Actualmente se estima que las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII) afectan a alrededor de 2.2 millones de personas en Europa y aproximadamente a 120.000 en España y su incidencia global está incrementando. Los tratamientos que existen, además de tener un coste elevado y efectos secundarios importantes, son efectivos solo en el 60% de los pacientes, de los que una parte importante (el 50%) acaban perdiendo respuesta al tratamiento.

Estudios recientes indican que las comunidades bacterianas presentes en la mucosa del colon de un paciente con Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa o Síndrome del Intestino Irritable son estructuralmente diferentes comparadas con las de individuos sanos. Partiendo de estos datos, Laboratorios Gebro Pharma y Goodgut se han unido para explorar mediante un estudio clínico cómo las variaciones en la composición de la flora intestinal pueden influir o no en la respuesta de los pacientes al tratamiento con el fin de fijar estos marcadores bacterianos como parámetro que permita pronosticar qué pacientes responderán mejor.

 

En el estudio participa el Hospital Universitario Doctor Josep Trueta de Girona y está liderado por el Dr. Xavier Aldeguer, investigador y especialista en gastroenterología y hepatología, Jefe del Servicio del Aparato Digestivo de dicho centro y Profesor en Fisiología Digestiva de la Facultad de Medicina de la UdG. También forman parte del equipo Mariona Serra, farmacóloga y CEO de Goodgut, y el Hospital Universitario de Bellvitge, con la colaboración del Dr. Jordi Guardiola, Jefe del Servicio de Aparato Digestivo de Bellvitge.

 

La flora bacteriana se ha descrito como un agente desencadenante en la patogénesis de EII, por lo que las diferencias en su composición podrían condicionar la eficacia del tratamiento en dichas enfermedades. De hecho, entre un 30% de los pacientes no responden al tratamiento, los cuales tienen disbiosis intestinal -un desequilibrio o empobrecimiento-, factor que establecería que un grado de disbiosis más alto se traduce en una respuesta más baja al tratamiento. Las enfermedades inflamatorias intestinales son una consecuencia en ocasiones de desequilibrios o respuesta inmunológica por parte de dicha microbiota intestinal.

 

La incidencia de estas EII es más habitual en países desarrollados, llegando a valores de 24.3 y 12.7 por cada 100.000 individuos al año en Crohn y Colitis Ulcerosa respectivamente. Por un lado, la inflamación en Colitis Ulcerosa se localiza exclusivamente en el colon y el recto y este proceso inflamatorio se limita a la mucosa. En el caso de la Enfermedad de Crohn, la inflamación se localiza de manera discontinua en todo el tubo digestivo y el proceso inflamatorio no se limita únicamente a la mucosa, sino que es transmural. Ambas patologías comparten los síntomas más comunes: dolor abdominal, hemorragias, diarrea, edemas y úlceras.

Noticias sobre investigación | Publicada por Guillermo Rodríguez | 26 de octubre de 2018

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información
 lifescienceslab.com - Tendencias de investigación, diagnóstico y control de laboratorio.

Política de privacidad, cookies y aviso legal