http://lifescienceslab.com/

Tendencias de investigación, diagnóstico y control de laboratorio

 
 
 
Actualidad

Última edición

 
Pagina principal › Noticias › Investigación

Italia está trabajando en anticuerpos monoclonales para COVID-19

En estos días de emergencia mundial debido a la propagación de COVID-19, el Laboratorio vAMRes (Vaccines as a remedy against Anti-Microbial Resistance) de la Fundación Toscana Life Sciences (TLS), con sede en Siena (Italia) ha iniciado un proyecto de investigación para el desarrollo de anticuerpos monoclonales humanos contra el coronavirus SARS-CoV-2, con el objetivo de utilizarlos con fines profilácticos/terapéuticos y como cebos moleculares para el descubrimiento de antígenos de vacunas.

El proyecto se lleva a cabo en colaboración con el Hospital Spallanzani INMI (Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas), con sede en Roma, con el que la Fundación firmó recientemente un acuerdo de dos años para el desarrollo de anticuerpos monoclonales humanos que puedan ofrecer una respuesta rápida a las enfermedades infecciosas emergentes. En particular, Spallanzani INMI aporta la reconocida experiencia en materia de enfermedades infecciosas, la posibilidad de acceder a datos clínicos de pacientes con COVID-19 y la capacidad de aislar, cultivar y caracterizar el patógeno.

"Desde las primeras semanas de la epidemia, el Hospital Spallanzani ha estado a la vanguardia de la lucha contra COVID-19 - afirma el director científico del instituto, Giuseppe Ippolito - Nuestro laboratorio de virología fue uno de los primeros del mundo en aislar el virus; desarrolló pruebas diagnósticas internas capaces de detectar la presencia del virus antes de que se dispusiera de pruebas comerciales y participa en ensayos clínicos nacionales e internacionales para la prueba de protocolos de tratamiento. En este sentido, el acuerdo con la Toscana Life Sciences Foundation constituye un paso más, que permite combinar la experiencia consolidada del Instituto en el campo de los virus emergentes con la capacidad de Toscana Life Sciences para desarrollar anticuerpos monoclonales que se utilizarán también contra las infecciones virales. Nuestro objetivo es: llevar a cabo una investigación translacional, capaz de producir resultados que puedan ser utilizados en un corto período de tiempo en la gestión de la atención de la salud".

"Los anticuerpos monoclonales humanos son productos seguros, ya ampliamente utilizados en la terapia del cáncer y aprobados por todos los organismos reguladores. Recientemente también han sido explotados para enfermedades infecciosas y en el caso de la infección por el Ébola representaron la primera y única solución para la terapia y la prevención - explica Claudia Sala, científica principal del ERC vAMRes Lab, Fundación TLS - Además, los anticuerpos monoclonales pueden desarrollarse más rápidamente que las vacunas u otros fármacos antivirales y creemos que este tiempo se reducirá aún más ya que estamos tratando con un virus, una entidad biológica muy pequeña, menos compleja que las bacterias".

 

Vacunología Inversa 2.0

El enfoque experimental seguido por el grupo de investigación se denomina Vacunología Inversa 2.0, que representa la evolución de la primera estrategia de Vacunología Inversa optimizada por Rino Rappuoli, científico jefe y jefe de I+D externo de GSK Vaccines en Siena e investigador principal del proyecto vAMRes del ERC en la Fundación TLS. Consiste en reclutar a pacientes que se recuperan o se han recuperado de infecciones bacterianas o virales y en tomar su sangre que se utiliza para aislar las células B, que producen anticuerpos monoclonales. Estos últimos se clonan y expresan en sistemas celulares adecuados para ser probados in vitro contra las especies bacterianas o virales mencionadas anteriormente. Las pruebas incluyen la evaluación de la unión del anticuerpo a la bacteria o virus objetivo y la medición de la actividad neutralizadora del anticuerpo contra la misma bacteria o virus. Los anticuerpos monoclonales aislados por este proceso se someten a continuación a una optimización molecular para aumentar su afinidad y/o estabilidad. Además, los anticuerpos monoclonales humanos pueden utilizarse como instrumentos para la identificación de nuevos antígenos a fin de acelerar el desarrollo de vacunas contra un patógeno específico (en el caso concreto del SARS-CoV-2).

"Las enfermedades emergentes como el SARS, el Ébola, el Zika o el Covid-19 son cada vez más frecuentes y siempre nos encuentran desprevenidos. En casos como éstos, es evidente la función estratégica de un centro dedicado a la bioseguridad nacional - afirma Fabrizio Landi, presidente de la Fundación TLS - ya que sería capaz de desarrollar, e incluso producir, soluciones rápidas para la prevención y el tratamiento de enfermedades emergentes cuyo impacto en la salud y en los sistemas económicos puede ser devastador. Como fundación de investigación estamos trabajando precisamente en esta dirección, con la esperanza de poder unirnos a un grupo de investigación dedicado, como el vAMRes Lab, una planta capaz de producir lotes piloto de anticuerpos monoclonales para ensayos clínicos en humanos y un número suficiente de dosis para intervenciones inmediatas. Se está colaborando estrechamente con todos los principales agentes de la zona, en particular con el municipio de Siena y la Fundación Monte dei Paschi, además de los recursos procedentes de los fondos de la Región Toscana".

Noticias sobre investigación | Publicada por Guillermo Rodríguez | 02 de abril de 2020 | 334

Próximos eventos

 

Últimas entrevistas

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información
 lifescienceslab.com - Tendencias de investigación, diagnóstico y control de laboratorio.

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional